Hábitos nerviosos

Son también denominados como trastornos de control de impulsos que se caracterizan por la dificultad del sujeto a resistir un impulso, una motivación o una tentación a llevar a cabo un acto perjudicial para la persona o para los demás. Dentro de estos podemos encontrar la tricotilomanía (arrancarse de forma recurrente mechones de pelo), la cleptomanía (impulsos para robar cualquier objeto), la onicofagía (morder de forma compulsiva las uñas), etc.


Para más información click aqui


El índice de éxito en el tratamiento de estos trastornos es elevado.